¿Que hacer en Sóller, Mallorca?

Excursiones en soller que te enamoraran

Sóller es considerado uno de los pueblos más bonitos de Mallorca.

Se trata de un municipio costero situado en la Serra de Tramuntana y es por su singularidad, autenticidad y belleza un auténtico paraíso para caminantes, ciclistas, visitantes y familias que llegan Sóller para empezar un viaje en el tiempo y descubrir la Mallorca más genuina.

Su ubicación y su singularidad convierten a este municipio costero en un enclave digno de ver.

Con calles estrechas, casas de piedra, rodeado por las majestuosas e impresionantes montañas de la Serra de Tramuntana, el valle de Sóller es conocido también como el valle de los naranjos.

Pocos kilómetros separan el pueblo de Sóller de su Puerto, lo que permite al viajero disfrutar de la montaña y la playa casi a la vez.

¿Preparado para visitarlo?

DISFRUTA DE UN

10% DE DESCUENTO ONLINE

EN NUESTRA EXCURSIÓN A SA CALOBRA

Reservar Ahora

¿Dónde está?

Sóller está situado en el noroeste de Mallorca, enclavado en un valle rodeado de montañas. Limita con los municipios de Deià, Fornalutx, Bunyola y Escorca.

Debido a la dificultad para poder trasladarse a otros puntos de la isla, durante muchos años los sollerics comercializaron vía marítima con Francia exportando naranjas, limones y aceitunas y de allí trajeron un sabor francés todavía muy presente en la estética y el carácter del pueblo.

Hoy en día llegar a Sóller es mucho más sencillo.

Sóller ¿Cómo Llegar?:

A 35 kilómetros de Sóller se encuentra el aeropuerto de Palma, uno de los aeropuertos con más tráfico aéreo de España y con mejores conexiones a ciudades europeas.

Para llegar a Sóller desde el aeropuerto de Son San Joan hay varias opciones: la manera más rápida aunque no barata es tomar un taxi, tardará unos 30 minutos y le costará alrededor de 45 euros.

También puede optar por coger un autobús a la salida del aeropuerto. La línea 1 le conectará con Palma en tan solo 15 minutos y el coste es de 3 euros. Una vez llegue a Palma deberá andar unos 400 metros hasta la estación Intermodal donde podrá tomar la línea 210 o 211 que, en 30 minutos, le dejará en el centro de Sóller.

Otra forma de llegar a Sóller desde Palma, es coger el tren centenario en la estación de la plaza de España.

¿Qué Ver En En Sóller?

El tren de Sóller

Entre las actividades más importantes que puedes hacer en Mallorca se encuentra la impresionante excursión en el Tren de Sóller.

Viajar en él es tener la sensación de haber detenido el tiempo. Su traqueteo te devuelve a 1912, cuando fue inaugurado. El Tren de Sóller, con vagones de madera de mantenimiento artesanal, mimados y sabiamente restaurados con esmero.

Este centenario ferrocarril conecta todos los días la capital de Mallorca, Palma, con el centro de Sóller. Supone una de las excursiones más bonitas de la isla para hacer en pareja o en familia, ya que se trata de un gran atractivo para los niños.

Un viaje en el tiempo atravesando la Serra de Tramuntana donde podrá admirar detenidamente los olivos centenarios que adornan las montañas.

Desde 1912, el trayecto transcurre por la “Serra d’Alfabia”, con 496 metros de altura, pasa por trece túneles, varios puentes, un viaducto (cinco arcos dan nombre a este viaducto) y numerosas curvas.

Durante la hora que dura el trayecto el viajero podrá disfrutar de maravillosas vistas, un paisaje único de las montañas de la Serra de Tramuntana, pasando por numerosos túneles, puentes y un viaducto y contemplar el impresionante valle de Sóller. En determinadas horas el tren realiza paradas fotográficas en el camino.

Tranvia Sóller-Puerto de Sóller

Justo en la misma estación donde para el tren de Sóller podrás coger el tranvía.
Este precioso trenecito antiguo fue inaugurado en 1913 y recorre en menos de media hora la distancia que separa el pueblo de Sóller con el puerto.

El trayecto transcurre entre huertos de naranjos y limoneros, siempre con las montañas del valle presentes, hasta llegar al Puerto de Sóller.

Durante el último tramo el tranvía bordea la playa dejando al otro lado un paseo peatonal repleto de bares y restaurantes donde podrá comer las mejores paellas y pescado fresco.

Visitar web Oficial

Can Prunera

Casi al final de la calle de la Luna encontrarás Can Prunera. Un museo de arte modernista con sala de exposiciones temporales y una sala permanente de Juli Ramis Palau.

Se trata de una gigantesca casa mallorquina de planta noble y tres pisos construida en 1909.

La casa ha sido restaurada recuperando su esplendor original. En ella el visitante encontrará mobiliario de la época, vidrieras, enlosados y jardinería fieles al diseño inicial.

Visitar web Oficial

Parroquia de San Bartolomé

A tu llegada a Sóller, presidiendo la plaza de la constitución se encuentra la catedral de montaña, se trata de la impresionante Parroquia de Sant Bartomeu
Edificio de estructura barroca cuya fachada modernista diseñada por el arquitecto Joan Rubió en el año 1904 preside la plaza.

Construida en 1236 ha sufrido varias obras de importancia a lo largo de la historia. El campanario es neogótico y alrededor de su perímetro pueden verse restos de portales y ventanas románicas y parte de la fortificación amurallada que se construyó en el siglo XVI después del ataque y saqueo del pueblo por parte de los turcos en 1561.

La estación de ferrocarril

Construida sobre la antigua posesión de Ca’n Mayol (1606), pasear por su hall y andenes, oír al revisor dar la salida al tren con su corneta te transporta a los años 1911-1912 en que se construyó e inauguró el tren.

En la fachada puedes encontrar la lápida dedicada al promotor del ferrocarril de sóller, don Jerónimo Estades.

Calle de la Luna

No puedes dejar de visitar la calle de la luna a la cual accedes desde la misma plaza, se trata de una calle comercial en la que encontrar las mejores viandas y todo tipo de productos artesanales y típicos de la isla.

No dejes de visitar la casa de la luna cuya fachada fechada en el siglo XV es una típica construcción popular en la cual destaca una figura de marès” (piedra caliza típica de la isla) en bajo relieve que representa una luna.

Banco de Sóller

En la misma plaza de la constitución puedes encontrar otro edificio modernista obra de Joan Rubió y Bellver.

El Banco de Sóller fue constituido en 1899 como entidad financiera con objetivo de captar el capital de los emigrantes Sollerics que volvían de Francia y América donde habían emigrado en busca de mejor fortuna.

Este edificio destaca por sus elementos decorativos y forma un conjunto con la Iglesia de San Bartolomé.

El mercado municipal

Visita obligada al mercado municipal construido por el arquitecto Francesc Cerdó inaugurada el año 1952.

Es un edificio funcional de planta poligonal con varias aberturas de acceso y un pasillo porticado, en su interior podrás encontrar todo tipo de productos locales, tomates de Soller y pescado fresco directo de las barcas del puerto de Sóller.

El Museo Balear de Ciencias Naturales y el Jardín Botánico De Sóller

Es en el año 1985 cuando este palacete modernista acoge al museo de ciencias.
Puedes encontrar exposiciones temporales y permanentes relacionadas con la zoología, botánica y geología de Mallorca.

El jardín botánico en el exterior se erige como referente de la colección de plantas autóctonas de Mallorca, del mediterráneo y otras islas Españolas como Canarias.

Puerto de Sóller

El Puerto de Sóller es el más grande de la costa noroeste de Mallorca.
Hay dos playas, una a cada lado de la bahía. La Playa de’n Repic, de arena dorada, tiene una longitud de 270 metros, cuenta con alquiler de sombrillas y tumbonas y es muy popular entre las familias con niños pequeños.

La playa des Través es la más cercana al puerto, aquí podrás alquilar barcos a pedales. El tranvía pasa justo por encima de esta playa donde encontrarás numerosos restaurantes donde comer los platos más característicos de la gastronomía mallorquina.

El puerto de Sóller: el mejor puerto para salir en barco de excursión

¿Qué hacer en Sóller?

Costa Norte

El Puerto es también punto de partida de las mejores excursiones marítimas por el norte de Mallorca.
Una actividad imprescindible si quieres observar la belleza natural de la Serra de Tramuntana desde el mar y bañarte en aguas cristalinas de color verde turquesa mientras disfrutas del auténtico sabor mediterráneo.
Diversas embarcaciones de Barcos Azules salen todos los días desde el muelle del puerto y realizan paseos a calas cercanas como Sa Calobra, Torrent de Pareis, Cala Tuent o sa Foradada. aunque también puedes optar por un Charter out of route y recorrer los rincones más exclusivos a bordo de una cómoda embarcación.

Excursiones en Sóller

Una vez en Sóller son numerosas las rutas senderistas y las excursiones que se pueden realizar.
De hecho, se trata de uno de los atractivos más valorados por la gente que visita el valle de Sóller.
Una de las excursiones más fáciles es ir andando hasta el pueblo vecino Fornalutx. 7 kilómetros separan los dos municipios, imprescindibles en cualquier lista de “qué hacer en Mallorca”.
También merece una excursión el camino que une Deià con Sóller. Se tarda unas 4 horas y media en completar este recorrido que no deja indiferente a nadie. La maravillosa senda costera es una de las más famosas y fotografiadas en Mallorca.
Conocido como “camino de los pintores” su nombre ya es solo una premonición de lo que encontrará el caminante. El itinerario permite contemplar buenos ejemplos de casas de la Serra de Tramuntana, con sus bancales de olivar y huertos.

Torre Picada

Si lo que busca es una excursión más ligera pero no menos impresionante, le recomendamos que camine hasta la Torre Picada. Se trata de una antigua torre de vigilancia situada al noreste del Puerto de Sóller y pasó a formar parte del sistema defensivo para proteger la isla de los ataques realizados desde el mar.
Para llegar hasta la Torre Picada tendrás que recorrer un pequeño camino que parte de la calle Bélgica, en el Puerto de Sóller.
La torre se erige en lo alto de un acantilado desde podrás contemplar unas fantásticas vistas de la costa y el mar Mediterráneo.

Barranc de Biniaraix

Otro de los grandes atractivos que te regalará imágenes para el recuerdo es la subida del Barranc de Biniaraix.
La excursión empieza en la pequeña aldea de Biniaraix, un conjunto arquitectónico popular de belleza singular en la que el visitante tendrá la sensación de haber viajado en el tiempo.
El barranco, declarado Bien de Interés Cultural, ofrece espectaculares acantilados, con un camino de piedra que atraviesa diversos puentes y que sigue la famosa ruta de “Pedra en sec”.
Sóller: el paraíso de los senderistas y excursionistas

Excursiones que te pueden interesar:

EXCURSIÓN

Cala
Tuent

EXCURSIÓN

Charters personalizados

EXCURSIÓN

Sa Calobra

DISFRUTA DE UN

10% DE DESCUENTO ONLINE

EN NUESTRA EXCURSIÓN A SA CALOBRA

Reservar ahora