Excursiones en barco para descubrir la Mallorca más genuina y auténtica.

El barco es la mejor manera de hacer excursiones en Mallorca

Las mejores excursiones de Mallorca están a tu alcance

Existen cientos de rutas para realizar excursiones por la Serra de Tramuntana patrimonio de la humanidad que te transportan a los lugares más recónditos, rutas de todos los niveles y condiciones físicas.

La más larga es la “ruta de pedre en sec” que cruza toda la isla de punta a punta por senderos que serpenteantes suben y bajan las montañas y van abriéndose camino a través de la Serra de Tramuntana .

Aunque si estás planeando tus vacaciones en la isla de Mallorca no puedes regresar sin vivir el mar, sentir el mar en tu piel disfrutando de la costa mallorquina.

Una de las mejores opciones para poder contemplar la belleza de un paisaje que encandila cada año a miles de visitantes es hacerlo en barco.

Navega por la costa Noroeste de Mallorca y descubre la singular belleza de un entorno único y privilegiado.

La imponente Serra de Tramuntana vista desde el mar coge una dimensión mágica, un espectáculo para tus sentidos que puedes disfrutar de la mano de Barcos Azules y sus diferentes propuestas al alcance de todos los bolsillos.

Visitar las calas y playas de la costa norte en barco, nadar en sus aguas cristalinas, sentir la sal marina cuando el sol del mediterráneo seca el agua en tu piel, contemplar la paleta de colores que te ofrece el mar dependiendo de los diferentes fondos marinos, quedar asombrado navegando cerca de los acantilados son experiencias que te dejarán asombrado.

Puedes realizar excursiones en barca a Sa Calobra, Cala Tuent, Sa Foradada, Cala Estellencs, Cala Deia o out of route en charters privados.

Desde el Puerto de Sóller podrás tomar el barco que conecta con Cala Tuent y la extraordinaria cala que da nombre a uno de los barcos de la flota de Barcos Azules “Sa Calobra”.

Hacer este itinerario te llevara menos de 1 hora.

Durante el trayecto podrás relajarte, disfrutar de unas espectaculares vistas y sentir la paz que transmite el mar mientras admiras la belleza inigualable de impresionantes acantilados, calas de aguas cristalinas y una sucesión de montañas escarpadas que te dejarán, literalmente con la boca abierta.

El barco es la mejor manera de llegar a sa Calobra

Sa Calobra es una de las zonas más icónicas de Mallorca.
Su acceso por carretera es muy complicado. Por eso, una de las mejores y más seguras formas de conocerla es navegando.
Sa Calobra está formada por dos playas. La primera, donde le deja el barco, es una diminuta playa de arena mezclada con pequeñas piedras y guijarros de 30 metros de largo.
Desde aquí podrás acceder a pie por un precioso camino, siempre con el mar a tu izquierda, durante aproximadamente 900 metros, pasando por estrechos túneles hasta llegar a la desembocadura del Torrent de Pareis y, por lo tanto, a la otra playa.
Se trata de una de las calas más remotas y bonitas de Mallorca. Con aguas cristalinas y de color azul turquesa.

Los servicios en sa Calobra

En sa Calobra, el visitante no encontrará ninguna actividad acuática y ¡no le hace falta!.
El paisaje, el ambiente y los colores son una auténtica explosión para los sentidos.
Se trata de un paraje virgen, altamente protegido y natural. Por ello, tampoco hay tumbonas, ni sombrillas.
El viajero debe llevar su propia toalla que podrá extender sobre guijarros y arena de gravilla, nada incómodos para sentarse. Por el contrario, si encontrará varios bares y restaurantes que ofrecen algunos platos  como paella, el tradicional plato mallorquín llamado tumbet y pescado fresco.
Otra muy buena opción para los viajeros es optar por llevar su propio picnic y comer en la misma playa. Eso sí, recogiendo siempre la basura al finalizar.

Sa Calobra: la excursión preferida por los ciclistas que visitan Mallorca

La carretera de acceso a sa Calobra es una de las carreteras favoritas de los ciclistas que visitan Mallorca y quieren añadir belleza y dureza a su ruta por Mallorca sobre dos ruedas.
Si tu idea es llegar a Sa Calobra en bicicleta debes saber que se trata de una de las rutas más transitadas, tanto por coches como por ciclistas que utilizan esta carretera como entrenamiento.
Antes de empezar, también debes estar al corriente de que se trata de una de las rutas más densas, acumula más de 2340 metros de desnivel en apenas 77 km.
Una buena manera de descubrirla es empezarla desde el Puerto de Sóller y dirigirte, subiendo, hacia el Puig Major.
Tras pasar los embalses de Cúber y el Gorg Blau encontrarás, en unos kilómetros, el desvío hacia Sa Calobra, que desde la MA-10 está perfectamente señalizada.
Pese a ser una de las rutas más duras para los ciclistas ofrece varios tramos para descansar y recuperarse.
La bajada en dos ruedas supone una de las experiencias más impresionantes para cualquier ciclista que visita la isla. Además, como premio, una vez en Sa Calobra, podrás subir tu bicicleta a uno de los barcos de Barcos Azules y regresar al Puerto de Sóller maravillándote con el paisaje de la sierra desde el mar.

OTRAS EXCURSIONES

EXCURSIÓN

Cala Tuent

EXCURSIÓN

Sa Foradada

EXCURSIÓN

Sa Calobra

DISFRUTA DE UN

10% DE DESCUENTO ONLINE

EN NUESTRA EXCURSIÓN A SA CALOBRA

Reservar ahora